Viajar al interior de un volcán

A veces es interesante anotar en nuestro cuaderno de viajes experiencias únicas, irrepetibles y sobre todo imborrables. No todo es playa o montaña. Es hora de experimentar nuevas sensaciones y aventurarse a vivir algo diferente. Por eso hoy te invitamos a que descubras que las vacaciones no son sólo sol y agua. Hay muchas más cosas que nuestro planeta nos brinda.

¿Habías pensado hacer alguna vez turismo de volcanes? Quizá ni siquiera supieses que existe. Pero están ahí, esperando a que cientos de viajeros disfruten de su interior. Si hay un volcán que merece la pena ser visitado es el de Thrihnukagigur, en Islandia. Desde hace algunos años, una compañía nacional ofrece a los turistas la posibilidad de adentrarse en el interior del cráter. La aventura cuesta alrededor de 233 euros. A través de un ascensor móvil, el operador desciende hasta la profundidad. Para los más miedosos, el volcán lleva inactivo más de 4.000 años, lo que significa que es prácticamente imposible, según los expertos, que vuelva a ponerse en funcionamiento de nuevo.

Una vez descendido hasta el interior, los turistas podrán pasear por él durante unas seis horas, dónde se podrá contemplar los restos de lo que antiguamente fue un volcán. Eso sí, es recomendable que quienes quieran participar en esta actividad, tengan buena forma física. Tanto tiempo andando no suele se soportado por quienes no están acostumbrados a esta práctica.

En España también podemos presumir de volcanes. Los dos archipiélagos que forman la geografía del país, tienen como protagonistas a este fenómeno de la naturaleza, sobre todo las Islas Canarias presumen de ellos. De ahí que lso turistas que viajan hasta la zona más sur de ESpaña lo hagan con la intención, entre otras cosas, de visitar estos volcanes históricos. Entre las islas más antiguas se encuentran La Gomera, Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote, tierra que según dicen los expertos, podría datar de hace más de 23 millones de años. Las más jóvenes, El Hierro, La Palma y Tenerife tienen un origen más reciente. Aún así, la actividad volcánica es bastante mayor que la del Thrihnukagigur, que ya hemos mencionado anteriormente. Desde finales del siglo XV se han contabilizado más de 14 erupciones, las últimas en La Palma y El Hierro.

La isla que tanto por su encanto como por el volcán, más turistas atrae a lo largo del año es Tenerife. El Teide, es la montaña más alta no sólo de las islas Canarias ni de España, también ocupa una posición importante entre los volcanes de todo el mundo, es el tercero más alto de todo el planeta con 3.718 metros desde la base. Esto también supone una enorme atracción para los turistas internacionales que vienen en búsqueda de otros paisajes diferentes de nuestro país, en los que la playa no siempre es la protagonista.

En todas las islas que forman el archipiélago canario existen excursiones organizadas con destino a los volcanes, en las que se pueden descubrir los secretos mejor escondidos de estas formaciones. En ellas se cuenta la historia de su origen y las erupciones más importantes que han tenido.

Como ves, las vacaciones no sólo son playa y montaña. También les puedes incorporar a la visita a estos fenómenos geográficos que se produjeron hacen millones de años y que todavía están presentes para que ahora, la humanidad pueda disfrutar de ellos como no se ha hecho nunca.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *