Consejos para pasar unas vacaciones inolvidables con tu pareja

En esta época del año es costumbre pasar unos días de descanso con nuestra pareja, en los que en ciertas ocasiones puede salir perfecto, pero en los que otras veces, los enamorados salen “dos por tres calles”. Con esto quiero decir que para muchos, las vacaciones suelen ser una experiencia inolvidable y para otros, un completo infierno. En este sentido, para evitar ese “mal sabor de boca”, ambos tenéis que estar concienciados de que tenéis que dar lo mejor de vosotros para que nada malo ocurra.

Por ello, os propongo ciertos consejos para erradicar por completo esos “malos rollos” que pueden surgir por pasar varios días juntos, las veinticuatro horas pegados. Básicamente porque, si el resto del año cada uno vive en casa con sus padres, en verano pueden salir todos los sentimientos “a flor de piel”.

Pareja de novios en la playa

Pareja de novios en la playa. Fuente: www.pixabay.com

Por lo tanto, para que la convivencia estival con vuestra pareja no sea una pesadilla, interiorizad estas propuestas que funcionan de forma eficaz:

-Evitad idealizar las vacaciones.

El primer error que surge por parte de la mayoría de las parejas, es creer previamente que esos días van a ser excepcionales. Eso es algo utópico. En tus vacaciones no sabes lo que va a pasar, hasta que no llegues allí y lo viváis por vosotros mismos. Entonces, os recomiendo que no planeéis ni planifiquéis las vacaciones, puesto a que todo sale mejor de manera improvisada. Si organizáis paso por paso, nada saldrá así. ¡Os lo digo por experiencia!.

-Intentad no pasar los veinticuatro horas con tu novi@.

Esto es tan fácil como que es muy brusco el no verse durante el resto del año de forma constante a hacerlo directamente durante estos días. Que os quede claro que si llegáis a ese extremo, sin ir poco a poco, los roces llegarán y “no es plato de buen gusto” que en vacaciones discutáis. Con lo cual, mi consejo es que, si puede ser, alguno de los días quedéis con familia, con amigos (si coincide), o por el contrario, intentad hacer amigos.

-Es necesario que tengáis momentos exclusivos de intimidad.

Completamente opuesto a la propuesta anterior, tenéis que tener muy en cuenta que las vacaciones son el momento más íntimo del año en el que la pareja se puede conocer mejor. Así pues, lo que tenéis que hacer es, algunos ratos de las vacaciones quedaos solos en la habitación del hotel o del apartamento, y conoceros al 100%. Hablar, veros una película o hacer el amor apasionadamente. En esos momentos, veréis si de verdad, podéis ser una pareja duradera o efímera.

Momentos de intimidad de la pareja

Momentos de intimidad de la pareja. Fuente: www.pixabay.com

-La pareja “debe ser una empresa”.

A lo mejor suena a chiste, pero es la verdad. Tenéis que negociar. Tenéis que poner en común vuestros puntos de vista y llegar a un acuerdo. Como digo yo, la pareja se complementa dando cada uno, al menos, un 50% de sus pensamientos, y compartirlos con el 50% del otr@.

-No poneos barreras ni obstáculos.

Esto quiere decir que “dejes las manías en casa”. Procura no actuar como lo haces en tu casa. Respeta y sé prudente, porque muchas veces no sabes como va a reaccionar tu pareja. Ve poco a poco, que tu pareja te vaya conociendo pausadamente, no le implantes de repente tus costumbres.

-Quédate con lo bueno de tu pareja.

No seas quisquillos@. No saques punta a cualquier acto involuntario, sin ámbito de ofender de tu pareja, ya que probablemente os haría discutir de forma compulsiva. Debéis quedaros con el lado bueno de las cosas, y no ser rencorosos. Todo el mundo se puede equivocar. Aprende a saber perdonar, y sobre todo, a entender que, si tu te equivocas, te encantaría que tu pareja no se lo tomase a mal ni como algo personal.

A fin de cuentas, procurad que las vacaciones sean fascinantes, inolvidables e irrepetibles, y por supuesto, concienciaos de que si os vais de viaje juntos es para que haya muchos momentos posteriores así. Intentad dar todo lo mejor de vosotros mismos, os sentiréis personalmente muchísimo mejor. Haced todo lo posible para sacar lo más maravilloso de vosotros y día a día, seguid enamorando a vuestra pareja, ¡y qué mejor que hacerlo en vuestros días de descanso!