Siguiendo la estela de Marco Polo

Algunos viajeros atraídos por los grandes descubridores y mercaderes de la historia, quieren imitar sus recorridos sintiéndose como auténticos exploradores de una tierra nueva y desconocida. Uno de esos personajes históricos es Marco Polo. Nacido en tierra de mercados (Venecia), su segundo viaje más importante le llevó a recorrer gran parte de la costa sur del continente asiático. Partiendo de tierras venecianas, su primera parada fue en Acre. Se trata de una de las ciudades más antiguas del mundo. Situada en Israel, su nombre ya aparece en algunos pasajes bíblicos. Los viajeros que llegan hasta ella sienten atracción por visitar los lugares más emblemáticos tales como el jardín encantado que trata de imitar el que ya existía en siglos pasados, o la prisión británica y sus calabozos.

El segundo destino de este peculiar viaje te llevará hasta Tabriz, en Irán. Imitando al descubridor Marco Polo podrás adentrarte en un casco histórico declarado Patrimonio de la Humanidad. Bagdad, capital del vecino Irak, también fue testigo del desembarco del mercader más famoso de todo el mundo. ¿Qué puedes ver en un destino como este? El zoológico es un lugar que probablemente nunca llegará a ser lo que era. Tras la invasión norteamericana, tan sólo 35 de los casi 700 animales que habitaban en su interior lograron sobrevivir. Ahora, con el trabajo de ingenieros de estadounidenses e iraquíes, se han recuperado las instalaciones, dispuestas para el regreso de los animales que desaparecieron tras la invasión.

Cuarta parada: Ormuz. Una ciudad que data del siglo XIII, se encuentra entre el golfo Pérsico y el océano Índico y ha sido ocupada por diferentes colonizadores a lo largo de la historia. Uno de ellos los portugueses, conquistaron la ciudad a comienzos del 1500 construyendo la famosa fortificación de Nuestra Señora de la Concepción de Ormuz. Después de pasar por ciudades como Balkh o Kashgar, Marco Polo llega a Pekín, capital de china y una de las ciudades más cosmopolita pero a la vez que más contrastes presenta de todo el mundo. Capital del imperio, actualmente se encuentra habitada por 20 millones de personas, su cultura es la que atrae a viajeros de todo el mundo.

Si quieres emular a los viajeros más célebres, sólo tienes que cargarte tu mochila a las espaldas e ir descubriendo aquellos lugares, que atrajeron, hace siglos a comerciantes de todo el mundo.

Imágenes: wikipedia

Turismo gastronómico, ¿a qué esperas para practicarlo?

Hay personas que para elegir el destino de sus próximas vacaciones, no tienen en cuenta algunos factores de los que ya hemos hablado anteriormente. Condiciones sanitarias, paisajes, continente…Hay quienes no dudan en poner en marcha un viaje pensando exclusivamente en la gastronomía del país. Sí, es cierto que ahora es posible disfrutar en las grandes ciudades como Madrid, Barcelona, París, Roma o Londres de cualquier tipo de comida procedente de todos los países. Pero también es cierto que no se disfruta de la misma forma ni tiene el mismo sabor aunque esté hecha por autóctonos y con los productos del país.

Por eso, hoy nuestras recomendaciones para que viajes por el mundo vienen de la mano de la gastronomía típica de cada uno de ellos.

En primer lugar México y sus tradicionales burritos. Estarás pensando que sin ir a México puedes disfrutarlos en España gracias a una marca que se encuentra fácilmente en los supermercados. Efectivamente, vas por buen camino, pero hoy se trata de salir a conocer las gastronomías del mundo. Da igual el tipo comida que te lances a probar en esta aventura mundial, en México sea lo que sea lo que te lleves a la boca, verás que a medida que lo vas masticando, lo picante va convirtiéndose en protagonista absoluto.

Nuestras calles, ya no solo de las grandes ciudades, también ya de pueblos, ven como la cultura oriental protagoniza más de un restaurante. Los japoneses y chinos han exportado su gastronomía y ahora nosotros somos fieles seguidores. En cuanto a los primeros, sus platos tienen como protagonista absoluto al pescado del Océano Pacífico. Además la cultura nipona cuenta con una espectacular arquitectura que podrás recorrer en una de tus visitas. Por otro lado China. Sus ciudadanos hacen de un exquisito manjar cualquier animal que se mueva, de ahí que su gastronomía tenga arroces, carne, pescados y verduras.

Sin irnos tan lejos, simplemente cruzando la frontera a la altura de los Pirineos, tenemos la cocina francesa. Se dice de sus habitantes que son arrogantes y prepotentes, pero en el fondo, tienen motivos para serlo: su exquisita gastronomía. Hortalizas, verduras, carne y pescado han hecho que muchos de sus platos tradicionales den la oportunidad a los restaurantes a aparecer en la prestigiosa Guía Michelín.

En cuanto a la cocina italiana, muchos creemos que preparamos la pasta como lo hacen ellos, o cocinamos las pizzas a su forma. Estamos muy equivocados, sólo ellos saben verdaderamente cuál es el secreto para obtener esos maravillosos platos que han conquistado millones de paladares en todo el mundo y que continuará haciendo durante muchísimos años más.

Ya sabes un nuevo criterio en el que puedes basar la elección de tus próximas vacaciones: su cocina, sus platos, sus productos.