Viaja diferente, viaja en caravana

Hasta ahora te venimos hablando de lugares únicos en el mundo que no deberías perderte. Pero a veces estos viajes son muy costosos y el presupuesto que tenemos no es suficiente para lanzarnos a la aventura. Por eso puede que sea necesario que te quedes en España ahorrando para que el próximo año el dinero que tengas sea el necesario para ese viaje tan ansiado. Pero no por quedarte en nuestro país tienes que quedarte en casa. Son muchas las posibilidades turística (y económicas) que España tiene para los que prefieren nuestro país.

Por eso hoy te vamos a proponer una opción diferente que sin duda recordarás durante mucho tiempo. Hablamos de viajar en caravana o auto-caravana. Las ventajas son sin duda muchas más que las que puedes encontrar en un hotel de cinco estrellas. La primera y la más importante, el ahorro económico es bastante interesante. Te evitas las gestiones a la hora de reservar el alojamiento además de todos aquellos disgustos que nos podemos llevar cuando los servicios ofrecidos no tienen nada que ver con los contratados. En segundo lugar, la caravana puedes acomodarla vayas donde vayas. Para este viaje sólo tendrás que preocuparte por preparar el equipaje. Para terminar, puedes pensar que el coste de la gasolina puede finalmente resultarte igual al de la reserva de un hotel. Sí, esto es así si viajas sólo o con la compañía de una persona. Pero lo normal en estas escapadas es que se hagan con dos o tres amigos, lo que supone repartir el precio del petróleo entre más personas.

Pero qué es mejor, ¿caravana o auto-caravana? Veamos los pros y contras de ambas.

En la parte económica, la caravana es mucho más accesible si queremos comprar una, además la auto-caravana, no sólo es más costosa, sino que además requiere de un mantenimiento continuo (revisiones, ITV…). Ambas son fáciles de conducir, aunque la segunda requiere el carnet de tipo B1. Eso sí, a la hora de estacionarlas, siempre es más sencillo aparcar la auto-caravana. Lo mismo ocurre con la velocidad, las caravanas sólo pueden circular a 80km/h por carretera y 90 km/h en autopistas. Sin embargo las “todo en uno” permiten viajar a más velocidad.

A lo largo del ancho y alto del país hay varias rutas interesantes que se pueden recorrer en este medio de transporte. La ruta del Quijote te llevará por la meseta manchega, los campos de Criptana, Montiel o Calatrava, donde los molinos se convierten en los principales protagonistas del paisaje. O si eres más de la zona norte de España, el Camino de Santiago se puede hacer a lomos de tu caravana o auto-caravana. Lo mismo que ocurre con la Ruta Domos Templi, un recorrido por un legado que data de los siglos XI y XII por tierras de Aragón, Cataluña y Valencia.

Anímate, estos tipos de viajes dejan muchas anécdotas, sobre todo si se viaja con un grupo de amigos que vais en búsqueda de nuevas experiencias en la mejor compañía.