Moscú, frío y belleza todo en una

– Moscú, capital de Rusia.

– Moscow, eterno enemigo estadounidense.

– Moskau, quebradero de cabeza para Alemania durante las dos guerras mundiales.

– Mosca, junto a Italia, uno de los lugares con más arte del planeta.

Lo digamos en el idioma en el que lo digamos. Su importancia traspasa lenguas y fronteras. Por unas cosas u otras, prácticamente todos los gobiernos del mundo han tenido alguna vez como objetivo en sus agendas la ciudad rusa. Es lo que tiene ser la capital de uno de los países más grandes del mundo. Por toda su geografía se pueden encontrar los lugares más emblemáticos del planeta. Quizá sea su historia la principal responsable de que en su haber se encuentren los monumentos más interesantes y maravillosos de todo el mundo.

Por eso hoy te vamos a recomendar viajar a la gélida y bella Moscú para que compruebes con tus propios ojos la hermosura de sus monumentos.

En primer lugar, acude a la Plaza Roja. Centro neurálgico del que parten las principales calles de la ciudad. Muy próxima se encuentra la tumba del antiguo gobernador, Lenin o del periodista y escritor estadounidense John Reed. Pink Floyd, Scorpions o Paul McCartney han sido algunos artistas que han dado conciertos en la plaza.

Prácticamente toda la historia de la ciudad puede disfrutarse en esta Plaza Roja. Uno de los monumentos más importantes que podrás encontrar en ella es la Catedral de San Basilio. Con más de 400 años de historia, todavía sigue siendo uno de los monumentos clave de Rusia. Fue construida por orden del Zar Iván el Terrible y siglos después, sigue en pie, contemplando como cada año millones de turistas se enamoran de su majestuosidad.

Sin salir de esta mítica plaza, podrás encontrar el Museo Estatal de Historia. Un auténtico placer disfrutar de sus interiores. Reliquias de tribus prehistóricas y obras de incalculable valor pertenecientes a la dinastía Romanov pueden contemplarse en pleno siglo XXI. Déjate conquistar por la historia rusa, contemplarás auténticas huellas del pasado ruso.

La historia también puede contemplarse fuera de la Plaza Roja. Es lo que ocurre por ejemplo con la antigua residencia del terrateniente Pashkov, construida en 1876 y actual Biblioteca Estatal Rusa, en la que se puede contemplar la larga lista de libros que disponía Lenin.

Un viaje que conquistará tu vista. Nunca habrías imaginado que en el mundo existieran bellezas tan hermosas como las que hoy te hemos presentado. Anímate para la temporada de verano, donde las temperaturas no son tan extremas como durante el invierno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *