Ucrania, entre la tragedia y la hermosura

Un reportaje emitido en televisión es quien nos ha inspirado para hacer este post. La tragedia de Chernóbil, en Ucrania, allá por 1986, destrozó la vida de muchas familias, no sólo en lo material, sino también en lo sanitario. Las enfermedades derivadas de la radiactividad todavía siguen estando presentes en los recién nacidos. Acceder hoy día a sus alrededores es prácticamente imposible, e incuso además, está penado con la cárcel. Nuestra recomendación de hoy no te llevará a la ciudad fantasma, sino al resto de destinos ideales, que harán que cambies el concepto de peligrosidad que puedas tener ahora del país.

A pesar de ser un territorio con una influencia rusa muy elevada, los ucranianos han querido y han sabido conservar fielmente sus tradiciones. La cultura es de tendencia eslava, aunque son muchas las construcciones y las plazas que recogen en ellas el tan típico oro Escita del país.

Kiev no sólo es la capital, sino que además es la ciudad más grande del país. A pesar de estar en el este, es un lugar que ha sabido adaptarse a la occidentalización, y hoy en día es uno de los destinos por excelencia de los turistas del oeste de Europa.

Caminar por sus calles se convierte en un placer para los sentidos. Innumerables construcciones que han sabido soportar incontables guerras y batallas, edificios históricos y pintorescos que adornan los laterales del río que cruza la ciudad. Todo un regalo para la vista.

Si has elegido Ucrania para tus próximas vacaciones, ten en cuenta que será mejor que lo hagas durante la temporada con buen. El invierno es bastante duro con temperaturas que rondan los -7 a 5,5 grados. Aunque en la estación más calurosa, no se registran temperaturas como las de España. 24 grados de media tienen durante todo el mes de julio. Quienes han estado en el país, dicen que la mejor temporada para viajar es la primavera, desde finales de abril a principios de junio.

Si llegas a Ucrania en avión, y no quieres alquilar ningún coche, la única solución que te queda es viajar a través de la red de trenes del país. Eso sí, tendrás que armarte de bastante paciencia. Son comboys muy antiguos cuya característica principal no es la velocidad precisamente. Algunos pueden tardar en recorrer 200 kilómetros, cuatro horas. Y ante todo, si tienes pensado viajar con ellos, reserva los billetes cuanto antes, son muchos los ucranianos que se desplazan a través de ellos.

Ucrania es un destino diferente, con historia. En algunas ciudades próximas a Chernóbil puedes acudir a museos dedicados a la catástrofe, donde contemplar más de cerca la desgracia que costó la vida de muchas personas.

 

Descubre El Vaticano de Costa de Marfil

Hasta ahora te hemos hablado sobre lugares más o menos conocidos, pero al fin reconocibles. Por eso hoy queremos cambiar esta tendencia y mostrarte el segundo vaticano del mundo. Uno de los primeros lugares en los que pensarás cuando leas esto será cerca de Italia, o al menos Europa. Pero no, que uno de los lugares más significativos del mundo para el cristianismo, tenga una réplica en el planeta, no quiere decir que obligatoriamente esté en el viejo continente.

Despejaremos la duda en breves. Se trata de la Basílica de Nuestra Señora de la Paz y está en Costa de Marfil. El Papa Juan Pablo II la bendijo en más de una ocasión. Las dimensiones son muy similares, 195 metros de largo y 150 de ancho. Incluso la cúpula de la versión africana tiene 158 metros de altura, más que la original.

Las fechas de construcción son muy diferentes. Mientras la italiana data de 1667, esta fue edificada entre 1986 y 1989 y pagada íntegramente por el entonces presidente del país Félix Houphouët – Boingny, cuyo precio ascendió a los 300 millones de dólares. Desde el 10 de septiembre de 1990 está consagrada por el Papa Juan Pablo II.

La construcción fue encargada al libanés Pierre Fakhoury y en un principio tenía que emular a Miguel Ángel. Su explanada puede albergar en su interior hasta 300.000 fieles.

Aunque los atractivos de Costa de Marfil no quedan precisamente aquí. La diversidad de paisajes que ofrece el país es dispar, desde la sabana del norte hasta la selva virgen. Llaman especialmente la atención las grandes plantaciones de café, banana y cacao, principales productos de exportación del estado.

Su clima, prácticamente con buenas temperaturas durante todo el año, permite que anualmente lleguen millones de turistas en búsqueda de sol y playa, gracias a los 550 kilómetros de costa que convierten al país en un lugar perfecto para quienes buscan tranquilidad y sol.

Uno de los lugares que no hay que perderse es el manglar guineano, una ecozona afrotropical que va desde Senegal hasta Costa de Marfil. Aquí se pueden ver, precisamente eso, árboles manglares que pueden alcanzar los 25 metros de altura a lo largo de sus 22.800 kilómetros cuadrados de extensión.

Contempla entre las posibilidades de viajar a lugares exóticos, Costa de Marfil, un lugar perfecto para el encuentro con la tranquilidad y la naturaleza.

 

Viajar al interior de un volcán

A veces es interesante anotar en nuestro cuaderno de viajes experiencias únicas, irrepetibles y sobre todo imborrables. No todo es playa o montaña. Es hora de experimentar nuevas sensaciones y aventurarse a vivir algo diferente. Por eso hoy te invitamos a que descubras que las vacaciones no son sólo sol y agua. Hay muchas más cosas que nuestro planeta nos brinda.

¿Habías pensado hacer alguna vez turismo de volcanes? Quizá ni siquiera supieses que existe. Pero están ahí, esperando a que cientos de viajeros disfruten de su interior. Si hay un volcán que merece la pena ser visitado es el de Thrihnukagigur, en Islandia. Desde hace algunos años, una compañía nacional ofrece a los turistas la posibilidad de adentrarse en el interior del cráter. La aventura cuesta alrededor de 233 euros. A través de un ascensor móvil, el operador desciende hasta la profundidad. Para los más miedosos, el volcán lleva inactivo más de 4.000 años, lo que significa que es prácticamente imposible, según los expertos, que vuelva a ponerse en funcionamiento de nuevo.

Una vez descendido hasta el interior, los turistas podrán pasear por él durante unas seis horas, dónde se podrá contemplar los restos de lo que antiguamente fue un volcán. Eso sí, es recomendable que quienes quieran participar en esta actividad, tengan buena forma física. Tanto tiempo andando no suele se soportado por quienes no están acostumbrados a esta práctica.

En España también podemos presumir de volcanes. Los dos archipiélagos que forman la geografía del país, tienen como protagonistas a este fenómeno de la naturaleza, sobre todo las Islas Canarias presumen de ellos. De ahí que lso turistas que viajan hasta la zona más sur de ESpaña lo hagan con la intención, entre otras cosas, de visitar estos volcanes históricos. Entre las islas más antiguas se encuentran La Gomera, Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote, tierra que según dicen los expertos, podría datar de hace más de 23 millones de años. Las más jóvenes, El Hierro, La Palma y Tenerife tienen un origen más reciente. Aún así, la actividad volcánica es bastante mayor que la del Thrihnukagigur, que ya hemos mencionado anteriormente. Desde finales del siglo XV se han contabilizado más de 14 erupciones, las últimas en La Palma y El Hierro.

La isla que tanto por su encanto como por el volcán, más turistas atrae a lo largo del año es Tenerife. El Teide, es la montaña más alta no sólo de las islas Canarias ni de España, también ocupa una posición importante entre los volcanes de todo el mundo, es el tercero más alto de todo el planeta con 3.718 metros desde la base. Esto también supone una enorme atracción para los turistas internacionales que vienen en búsqueda de otros paisajes diferentes de nuestro país, en los que la playa no siempre es la protagonista.

En todas las islas que forman el archipiélago canario existen excursiones organizadas con destino a los volcanes, en las que se pueden descubrir los secretos mejor escondidos de estas formaciones. En ellas se cuenta la historia de su origen y las erupciones más importantes que han tenido.

Como ves, las vacaciones no sólo son playa y montaña. También les puedes incorporar a la visita a estos fenómenos geográficos que se produjeron hacen millones de años y que todavía están presentes para que ahora, la humanidad pueda disfrutar de ellos como no se ha hecho nunca.

 

Moscú, frío y belleza todo en una

– Moscú, capital de Rusia.

– Moscow, eterno enemigo estadounidense.

– Moskau, quebradero de cabeza para Alemania durante las dos guerras mundiales.

– Mosca, junto a Italia, uno de los lugares con más arte del planeta.

Lo digamos en el idioma en el que lo digamos. Su importancia traspasa lenguas y fronteras. Por unas cosas u otras, prácticamente todos los gobiernos del mundo han tenido alguna vez como objetivo en sus agendas la ciudad rusa. Es lo que tiene ser la capital de uno de los países más grandes del mundo. Por toda su geografía se pueden encontrar los lugares más emblemáticos del planeta. Quizá sea su historia la principal responsable de que en su haber se encuentren los monumentos más interesantes y maravillosos de todo el mundo.

Por eso hoy te vamos a recomendar viajar a la gélida y bella Moscú para que compruebes con tus propios ojos la hermosura de sus monumentos.

En primer lugar, acude a la Plaza Roja. Centro neurálgico del que parten las principales calles de la ciudad. Muy próxima se encuentra la tumba del antiguo gobernador, Lenin o del periodista y escritor estadounidense John Reed. Pink Floyd, Scorpions o Paul McCartney han sido algunos artistas que han dado conciertos en la plaza.

Prácticamente toda la historia de la ciudad puede disfrutarse en esta Plaza Roja. Uno de los monumentos más importantes que podrás encontrar en ella es la Catedral de San Basilio. Con más de 400 años de historia, todavía sigue siendo uno de los monumentos clave de Rusia. Fue construida por orden del Zar Iván el Terrible y siglos después, sigue en pie, contemplando como cada año millones de turistas se enamoran de su majestuosidad.

Sin salir de esta mítica plaza, podrás encontrar el Museo Estatal de Historia. Un auténtico placer disfrutar de sus interiores. Reliquias de tribus prehistóricas y obras de incalculable valor pertenecientes a la dinastía Romanov pueden contemplarse en pleno siglo XXI. Déjate conquistar por la historia rusa, contemplarás auténticas huellas del pasado ruso.

La historia también puede contemplarse fuera de la Plaza Roja. Es lo que ocurre por ejemplo con la antigua residencia del terrateniente Pashkov, construida en 1876 y actual Biblioteca Estatal Rusa, en la que se puede contemplar la larga lista de libros que disponía Lenin.

Un viaje que conquistará tu vista. Nunca habrías imaginado que en el mundo existieran bellezas tan hermosas como las que hoy te hemos presentado. Anímate para la temporada de verano, donde las temperaturas no son tan extremas como durante el invierno.

 

Escocia: paisaje, destilerías y monstruos

Si la semana pasada te recomendábamos que viajaras a través de los majestuosos fiordos noruegos, hoy queremos que sin ir mucho más lejos, recorras los muchos y muchos kilómetros de extraordinaria belleza que te encontrarás en Escocia.

Comienza en Edimburgo con un recorrido por lugares emblemáticos. El Palacio de Holyroodhouse es uno de los edificios más visitados por los turistas. Y ya que estás aquí pásate por el Parlamento Escocés, rediseñado  por el arquitecto catalán Enric Miralles y que cuenta con el restigio de ser una de las construcciones más feas de todo el país.

Y ya en Glasgow, no te podrás perder la gigantesca catedral que a pesar de los múltiples conflictos que ha presenciado, ha permanecido en pie tal y como se construyó siglos atrás, inmune al paso del tiempo, desafiándolo como si de un enemigo se tratara.

En las Tierras Altas, un archipiélago de 35 islas, te conquistará. Un paisaje hermosísimo que cautivará a todo aquel que lo visite. Aunque si crees que no es suficiente contemplar su belleza desde la costa, tendrás la oportunidad de recorrerlas una a una gracias a un crucero que irá ofreciéndote un espectáculo insuperable para quienes no se conforman con un mero vistazo superficial.

No menos interesantes son los castillos que protagonizan los paisajes de Escocia. Construidos como defensas militares, muchos de ellos se convirtieron en residencias familiares, pero en la actualidad han sido reconstruidos para hospedar en ellos a los turistas . Por muchos de ellos circulan antiguas leyendas sobre fantasmas. Es el caso por ejemplo del Castillo de Glamis, que además fue el escenario escogido por Shakespeare para el asesinato de Duncan en la obra de Macbeth.

Las faldas escocesas, las gaitas y el whisky. Probablemente sean los principales referentes del país. Por eso queremos proponerte un plan alternativo relacionado con uno de las profesiones más comunes en Escocia. Visita una de las destilerías de todo el territorio y comprueba cuál es el procedimiento que sufre el alcohol para convertirse en lo que finalmente encontramos en cualquier bar. Te recomendamos la de St. Andrews donde te explicarán cómo se destila el whisky, desde la fermentación hasta su envejecimiento. Un proceso que sin duda será más que curioso.

El lago Ness

Protagoniza muchas pesadillas y se convierte en el mayor miedo de los pequeños cuando hablan de él. No nos referimos  al lago – ni mucho menos- sino a ese monstruito ser que habita en él. Si eres de los que no teme a ningún animal mitológico, puedes formar parte de una de las excursiones que a diario parten hasta este misterioso lugar. Para este tour “de miedo”, lo mejor es que viajes hasta la ciudad de Forth Augustus. Contempla las bellas panorámicas que obtendrás desde aquí y despierta tus cinco sentidos, con suerte, puede que Nessie, el monstruo del lago, se deje ver.

Escocia pone a tu disposición no solo espectaculares vistas, sino también una cultura diferente y atractiva. La simpatía de la gente y el caudal de cultura serán otros motivos que te cautivarán.

 

Sé libre viajando con el interRail

Hemos oído hablar muchas veces de los viajes con InterRail pero no muchos conocen en que consiste esta manera de viajar. El InterRail es un billete de tren, que te da derecho a coger todos los trenes “normales” en el área de validez del mismo. Hay distintas modalidades, con distintos precios dependiendo de la edad que tengas, a la hora de salir, de los días que vayas a viajar, o de los países que vayas a visitar. Como es un billete de tren, se compra en cualquier estación de trenes de largo recorrido, y desde hace poco tiempo también en algunas agencias de viaje.

Te permite coger el itinerario que deseas hacer, según tus intereses, tus ganas de aventura y tu presupuesto, los destinos los vas marcando tú según los enlaces ferroviarios y los horarios.

Comprando este billete puedes visitar todos los países que componen su oferta, eligiendo entre tres pases, el pase global con el que puedes visitar todos los países de la oferta cogiendo los trenes que quieras en 22 días o en un mes. Puedes elegir también el pase global flexible con  el que visitarás todos los países y solo cuentan los días que viajas o finalmente puedes adquirir el pase local flexible con el que solo podrás visitar un país y cuenta exclusivamente los días que viajas.

Con el pase global podrás viajar 22 días o un mes, con el global flexible puedes viajar de 5 a diez días o de diez días a 22, existen dos opciones y finalmente con el pase local flexible se podrán elegir 3, 4, 6 u 8 días repartidos en un mes.

Las personas menores de 26 años viajaran con el billete  Joven mientras que los mayores de esa edad utilizarán el de Adulto.

Los precios dependen del tipo de billete que se escoja y de la edad, pero sí se elige el pase global para jóvenes del mes completo que resultaría el más caro, serían unos 400 euros.

Los países que se inscriben en su oferta para viajar son Francia, Alemania, Gran Bretaña, Suecia, Noruega, Austria, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Finlandia, Grecia, Irlanda, Italia, España, Suiza, Croacia, Dinamarca, Gracia, Hungría, Polonia, Portugal, Rumania, Bulgaria, Republica Checa, Macedonia, Serbia, Eslovaquia, Eslovenia, Turquía y Bosnia.

Como puedes ver hay una amplia oferta para conocer el mundo que nos rodea y por un precio asequible podrás llenar tu mochila con un recuerdo de cada país en el que te encuentres y comenzar a escribir tu cuaderno de viajes…