Ruta Bisbal en Almería

Sí, lo reconozco, soy un amante de David Bisbal. En el buen sentido de la palabra claro, que ya se sabe que aquí cualquier cosa que escribas puede ser usada en tu contra…No hay disco que no tenga y canción que no me sepa, incluidas las que cantó en Operación Triunfo. Concurso, por cierto, del que ha sido el ganador de los ganadores pese a, curiosamente, no ganar en su edición. A esto hay que añadir que he asistido a varios de sus conciertos, el más espectacular de todos el que realizó en el Teatro Real de Madrid de forma acústica.

Pues bien, este verano he realizado también la que yo  mismo he bautizado como Ruta Bisbal. Es una ruta que te lleva por todos esos lugares donde se grabó el videoclip de “Diez mil maneras”, el primer single de su nuevo disco.

El primero de los lugares que aparece en el vídeo, es La Alcazaba. Allí el cantante almeriense sale con unos amigos. Más bien, es el lugar al que se dirigen. Y no es para menos. Y es que desde allí podemos observar unas vistas espectaculares tanto al puerto como al casco antiguo. Una fortaleza árabe de una grandísima belleza y, sin duda, uno de los lugares con más encanto de Almería.

almeria

fuente: youtube

El siguiente lugar que aparece es el observatorio ornitológico de las Salinas de Cabo de Gata. Un grandísimo paraje natural en el que se aprecian numerosas aves y, sobre todo, flamencos.

Seguimos la ruta con más agua. En este caso la de Los Canales de Padules. En el vídeo apreciamos el río y la cascada. Pero hay mucho más por ver en este cañón formado por la erosión del río Andarax.

También hay sitio en el vídeo para un parque como el western Oasys. Situado en el desierto de Tabernas, es una pequeña recreación de los escenarios de películas del oeste. Y no solo eso, ya que también ha sido escenario de muchas de ellas. Aquí han rodado actores tan conocidos como Paul Newman. Y, ahora también, David Bisbal.

Son solo algunos de los lugares que aparecen en el vídeo, pero no los únicos. Otros lugares que aparecen son el Refugio de Ubeire de Fiñana, en plena Sierra Nevada, el Observatorio de Calar Alto, las playas de Genoveses, de los Muertos y de Mónsul, Los Escullos, una sala muy famosa donde además grabo Bisbal su primer videoclip o los municipios malagueños de Vélez-Málaga y Roquetas de Mar.

Hay que decir también, que en el video aparecen imágenes del Concierto de Tomatito, aunque a esto ya es más complicado asistir.

Málaga durante todo el año

Sentado delante del ordenador, pensando en que escribir durante este post, me he puesto a pensar en mis vacaciones, en los grandes viajes que he podido realizar. Y, también de repente, me han entrado unas ganas inmensas de beber Cartojal, es vino dulce que triplica sus ventas durante la Feria de Málaga y que hace las delicias de todos los visitantes exteriores a la provincia.

Pues bien, uniendo los dos temas, he llegado a la conclusión de que tocaba hablar de Málaga. La ciudad andaluza es un destino ideal durante los meses de verano, especialmente, en agosto cuando se celebra su feria. Buen ambiente, baile, feria, sol, playa…una oferta inmejorable. Sin embargo, la ciudad de la Costa del Sol es también un atractivo destino en invierno.

Y, todo ello, gracias a su infinidad de monumentos. Comenzaremos con el Centro Histórico. Allí queremos destacar la Calle Marqués de Larios. Invadida durante todo el día mientras se celebra la Feria, surgió con la intención de unir la Plaza de la Constitución, que antiguamente era conocida como la Plaza Mayor, y el Puerto. Los edificios de su alrededor cuenta con una gran influencia de la Escuela de Chicago, lo que hace que sea un lugar único en la región. Las Plazas de la Merced y de la Aduana son otros de los lugares que visitar, junto con la calle Alcazabilla, que une ambas plazas. De monumentos, destacan el Palacio de la Aduana, el Teatro Romano, el Palacio de los Condes de Buenavista. Y un lugar cultural, el Museo Picasso.

Respecto a la arquitectura religiosa, destaca, sobre todo, la Catedral. Dentro de la zona amurallada encontramos también las iglesias de San Juan, Santiago, San Lázaro y la de los Mártires. Cercana a la Catedral se encuentra la Iglesia del Sagrario. Otros templos destacados son las iglesias de San Julián y del Santo Cristo de la Salud y la ermita de Zamarrilla.

Si nos vamos ahora al patrimonio Civil también hay monumentos imprescindibles de visitar si viajamos a Málaga. Como recomendaciones les diría que visitasen el Mercado de Salamanca, la Tabacalera, el Palacio de la Tinta y la Plaza de Toros de La Malagueta.

Y terminamos recomendando uno de los lugares más bellos de la ciudad, el Parque. Se trata de un jardín botánico paralelo al puerto y situado entre la Plaza de la Marina, el Hospital Noble y la Plaza de Toros de la Malagueta. Inaugurado en 1896, rodea edificio carismáticos como el Ayuntamiento o el Banco de España y cuenta con especies vegetales de los cinco continentes que han sido adaptadas al clima malagueño.

Imagen: Jet Viajes

Granada, capital de Al Ándalus

Como toledano, siempre he pensado que mi ciudad era la más bonita del país. La Catedral, el Alcázar, sus adoquinadas calles, su encanto…insuperable. Fueron solamente algunos amigos granadinos quienes me discutían sobre ello. Su Granada, decían, era mucho más bonita. Pese a que me parecía imposible, decidí aceptar su invitación y asistir a la ciudad andaluza para comprobar si eran ellos quienes tenían que rectificar o era yo.

Llegamos de noche, sumidos en una inmensa niebla lo que hizo que el viaje fuese más largo de lo previsto. Este hecho nos impidió salir a ver la ciudad de noche. Por ello, el primer día decidimos colocar nuestro equipaje en la encantadora Casa Rural en la que nos alojamos y descansar sentados y charlando al calor de la chimenea.

Al día siguiente, amanecimos pronto, nos tocaba visitar La Alhambra. Partimos hacia allí a las 8 de la mañana. La siguiente vez que miré el reloj eran las 12.30 y salíamos por sus grandes puertas. 4 horas andando por el monumento más bello que había visto hasta entonces.

granada

Desde La Alcazaba, a los Palacios Nazaríes, pasando por el Mexuar, el Generalife, sus patios y fuentes, la Sala de la Barca y sus Torres. Escaleras y escaleras de belleza e historia. Una maravilla del mundo vista con los ojos de dos personas asombradas y entusiasmadas con lo que estaban observando.

Aún estupefactos por lo que habíamos visto, nos desplazamos hasta el centro de la ciudad. Su Catedral, situada sobre la Gran Mezquita nazarí, recuerda mucho a la de Toledo. Esto se debe a que el templo granadino fue construido en base a la de la capital castellano manchega. Esto significa que es de una gran belleza, tanto en su interior, como en la fachada.

Tras una dura tarde, tocaba ir a comer. Nada de restaurantes. Tapas. Todo lo que me habían comentado se quedaba corto. Con dos refrescos nos sirvieron dos hamburguesas con sus respectivas patatas. En la siguiente ronda, cambiaron la tapa y nos pusieron dos sándwich mixtos. Casi nada.

Una vez repusimos fuerzas, seguimos con el turismo. Visitamos, entre otros lugares, el Albaicín, barrio de origen andalusí y la Capilla Real, una belleza artística que es el segundo monumento más visitado de la ciudad.

485124_4981336775342_957907851_n

Tras un día agotador, volvimos a la Casa Rural a descansar, encantados con Granada y preparando lo que nos esperaba al día siguiente, nuestro último día: Sierra Nevada.

Fue aquí donde mejor lo pasamos. No habíamos esquiado nunca, y la experiencia fue inolvidable. Unas pistas repletas de gente y nosotros aprendiendo a esquiar. Los monitores son amables y esquiar es más fácil de lo que parece. Muy recomendable.

Tras colgar los esquíes, cogimos el coche y volvimos a Toledo con la idea de que admitir que Granada es más bonita es complicado, por lo que la tendríamos que situar a la par. Lo que podemos confirmar es el refrán: quien no ha visto Granada, no ha visto nada.

Vive la magia de Estambul

La historia que rodea a Estambul es quizá la razón de por qué es una de las ciudades más visitadas de todo el mundo. Capital del imperio Romano, Bizantino y Otomano, su arquitectura y su cultura son una de las más apreciadas de Europa. Cuenta con casi 15 millones de habitantes y es la ciudad más poblada, industrial y turística de Turquía.

Ofrece imágenes únicas, como la del Bósforo, estrecho que se encarga de unir dos mares, el Mármara y el Negro y de separar dos continentes, Europa de Asia.

Pero, ¿qué no debes perderte en este viaje? Comenzando por sus mayores atractivos turísticos, diremos que los restos bizantinos son uno de los puntos de mayor atracción. El Palacio de Topkapi fue el centro administrativo del Imperio Otomano. Su construcción data de 1465 aunque durante décadas siguientes fue ampliándose por los diferentes gobernantes que fueron pasando por él. Consta de 700.000 metros cuadrados y cuatro patios. En su interior es posible visitar el Museo Arqueológico.

El museo de Santa Sofía es uno de los símbolos más importantes de Estambul. Su historia se remonta al año 530 y se suma así a una más de las hermosas construcciones pertenecientes al periodo bizantino. Primero iglesia entre 1204 y 1261 y después mezquita en 1435, sus interiores han acogido todo tipo de religiones.

La Mezquita Azul es la más importante de Estambul. Se inauguró en 1671 tras más de 8 años de construcción. Tiene seis minaretes, hecho que provocó muchas críticas ya que la meca también cuenta con el mismo número. Se formó tal revuelo que en la ciudad sagrada musulmana construyeron un séptimo, de forma que se terminaron las críticas.

Los viajeros deberán tener especial cuidado con los timadores de la ciudad. No es extraño ver cómo estos ladronzuelos se hacen pasar por víctimas de un robo y piden a turistas el favor de una llamada para anular todas las tarjetas bancarias. De igual forma, suelen pedir dinero para el autobús, que casualmente tiene como destino una ciudad alejada de Estambul. El turista, con pena por lo que le ha ocurrido, accede a darle el dinero…

Otro de los más comunes es el del limpiabotas. Estos trabajadores se colocan cerca de un grupo de turistas despistados y dejan caer sus utensilios de trabajo. Los viajeros, piden disculpas y normalmente acceden a que el limpiabotas hagas su trabajo con ellos. Mientras está en pleno ejercicio de sus funciones, comienza a contar que no tiene dinero, que le es muy difícil cuidad de todos sus hijos…Ante esta conversación, el turista accede a dar más dinero del solicitado por limpiar las botas. Pero si no alcanza la cifra esperada, el limpiabotas puede ponerse algo agresivo…

Vive en un cuento

Si hay algún lugar con mucho encanto e historia, ese es la ciudad danesa Copenhague. Sus parques de atracciones, sus museos, sus castillos, sus costumbres y su Guardia Real hacen de la capital de Dinamarca una de las más bellas del mundo.

En lo que respecta a su cultura gastronómica, te recomendamos en Noma, el mejor restaurante de la ciudad. Una muestra de ello es que es el único que ha conseguido dos estrellas Michelin en Dinamarca. Es difícil hacer la reserva, pero con mucha antelación podrás conseguirlo.

Copenhague siempre ha sido muy conocida por sus objetos de diseño y por su moda internacional y escandinava. En el centro de la ciudad encontrarás pequeñas pero acogedoras boutiques y grandes almacenes con marcas conocidas y otras, más exclusivas.

Cuando pienses que sus habitantes duermen, la ciudad está más viva que nunca. Copenhague está poblada de bares de vinos de moda, grandes discotecas y pequeños pubs. Entre sus calles, tienes que aprender a jugar a los dados, típico francés.

copenhague

Centro neurálgico cultural e histórico te invitamos a visitar la impresionante Iglesia de Mármol, con la cúpula más grande de Escandinavia; los Salones reales del Palacio de Christianborg que actualmente es el Parlamento; la catedral donde se casó el príncipe heredero, la Catedral de Copenhague; el Jardín del Rey y el Castillo de Rosenborg, donde se encuentran las joyas de la Corona. También puedes hacer una excursión a la casa de ficción de Hamlet en el Castillo de Kronborg, en Elsinor; o la Catedral de Roskilde, el cementerio real.

No puedes marcharte sin antes haber visitado la casa de invierno de la familia real, el Palacio de Amalienborg. Cerca de la Plaza del Rey, el palacio lo constituyen cuatro enormes casas donde tendrás la oportunidad de conocer a la Guardia Real. Éstos salen a mediodía diariamente desde la Plaza del Ayuntamiento hasta llegar a su puesto de trabajo. Un auténtico espectáculo gratuito que merece la pena ver y donde tendrás la oportunidad de fotografiarte con ellos.

Como podemos comprobar una ciudad divertida y bonita de la que acabarás encandilado y en la que debes aprovechar cualquier minuto, de otra forma, no sería posible disfrutarla.

Ruta de los Pueblos Blancos

Nos encontramos en una época del año en la que ante el calor, son muchos los turistas que prefieren un lugar agradable, fresco. Sin embargo, en el sur, existe una zona en la que mezclar la calidez del verano con el encanto y la frescura de los municipios. Hablamos de Pueblos Blancos gaditanos y malacitanos.

La ruta de los Pueblos Blancos es una ruta turística que abarca la mayoría de los pueblos de la comarca de la Sierra y de la Serranía de Ronda, de las provincias de Cádiz y Málaga, respectivamente.

El nombre de “pueblo blanco” se debe a que los habitantes de estas localidades pintaron con cal las fachadas de sus casas buscando repeler el calor, tan característico de esta zona. Además del color de sus casas, los Pueblos Blancos, comparten un mismo estilo de vida arraigado desde su origen Al-Ándalus.

pueblos blancos

Fuente: Turismo Cádiz

Arcos de la Frontera, Olvera, Prado del Rey, Ubrique, Zahara de la Sierra, Algar, Bornos, Setenil de las Bodegas, son algunos de los pueblos que componen una ruta marcada por la herencia bereber mezclada durante siglos con la cultura cristina, conquistadores de América, retirada de las tropas francesas, leyendas de bandoleros y la eterna promesa de un tren que jamás llegó a la Sierra de Cádiz (hoy en día Vía Verde).

Sus casas bajas, su laberíntico trazado urbanístico, su economía ligada a la producción de aceite y artesanías nos embrujarán lentamente, mientras disfrutamos de las maravillas de la cultura y gastronomía de los Pueblos Blancos.

Déjate llevar por la belleza arquitectónica y cultural de los Pueblos Blancos, enamórate de la hospitalidad de su gente y nos dejes pasar la oportunidad de conocer una de las zonas más increíbles de España.

¡Escápate a los Pueblos Blancos!

Riviera Maya, porque Méjico no es solo Cancún

Si conoces a alguien que haya visitado la Riviera Maya probablemente te habrá comentado lo de “hay que ir al menos una vez en la vida”. Cuando te dicen algo así, no sabes si es un “farol” para presumir de vacaciones o si realmente es tan maravilloso como dicen. Por eso en este post queremos mostrarte qué se puede ver y qué se puede hacer en un viaje tan lejano que te permitirá sobrevolar durante unas horas el océano Atlántico.

Son tantas las posibilidades que ofrece la Riviera que permite a todo tipo de viajeros desplazarse hasta allí. Si lo haces en familia todos disfrutarán de esta estancia. Las playas son perfectas para que los niños jueguen y desarrollen su capacidad diseñadora levantando castillos de arena. Además podrán visitar templos que aún se conservan en pie.

Pero otro tipo de viajes también son más que posibles. No es de extrañar ver caminar pos sus playas a recién casados que quieren pasar una luna de miel diferente. Sus cielos estrellados, el sonido de las olas y las caracolas que se encuentran en la costa son ideales para los enamorados que quieren pasar unas jornadas diferentes en su primer viaje unidos en matrimonio.

Imperdibles son algunos lugares llenos de historia, de cultura que nos darán la oportunidad de recorrer lugares importantes para la civilización maya. Son muchas las características que les hacen especiales, pero sobre todo destaca su capacidad para hacer cálculos matemáticos perfectos y la predicción de los ciclos estacionales. El Mundo Maya es sin duda algo increíble y necesario de visitar si te encuentras en esta tierra. Otra de las cosas que es necesario visitar son sus “aguas turbias” o conocido allí como la Cobá. Con ello aluden a los cinco cenotes que rodean la región. Caminar junto a estos templos ancestrales se convierte en un lujo para los turistas. Pirámides, árboles y caminos milenarios se convierten en protagonistas de esta aventura al otro lado del océano.

Pero no todo son experiencias turísticas, también el estómago puede disfrutar de sensaciones completamente diferentes a las que has vivido hasta ahora. Productos, sabores y olores emergen de la tierra madre para hacer a los viajeros disfrutar de su cocina regional.

Riviera Maya es junto con Cancún el destino turístico por excelencia. Se encuentra bañada por el agua del Mar Caribe. Sólo con las estampas que podrás retratar, merece la pena viajar hasta allí.

Viaja distinto, viaja a una playa nudista

Uno de los destinos por excelencia de las vacaciones de verano es la playa. Pero algunos, en lugar de las playas tradicionales, prefieren aquellas en las que podemos mostrarnos como nos trajeron al mundo. Gente, sobre todo, sin complejos. Allí todos son iguales. Nada llama la atención. La vergüenza queda aparcada. Sin duda, algo digno de alabar en una sociedad tan estereotipada.

En España contamos con algunas de ellas, aunque si por pudor o miedo a encontrarte con algún conocido prefieres irte al país vecino, en Francia hay algunas que sin duda te darán toda la privacidad e intimidad que estás buscando. Toma nota.

Playa

Hoy te presentaremos algunas de las más visitadas y queridas por los amantes del nudismo. Una de ellas es El Saler, en la provincia de Valencia. Son tan sólo 800 metros de tierra que reúne a los que disfrutan del placer de mostrarse naturales al mundo. Es una de las pocas playas que está prácticamente virgen, conservando la vegetación que en ella crece y sin bares ni chiringuitos próximos.

Y lo mismo ocurre con la Playa de Bolonia, en el Parque Natural del Estrecho (Tarifa, Cádiz). La arena blanca que se extiende a lo largo de 3.800 metros es el paraíso terrenal de los amantes del nudismo. Que aquí acudan cientos de viajeros no está sólo en la característica especial de la playa, sino que también se debe a la existencia de un barro terapéutico en el que se bañan cientos de bañistas.

En Barcelona los amantes del nudismo también tienen su particular rinconcito. La playa de la Mar Bella es probablemente la más famosa de la ciudad condal. Aquí sólo viajan los amantes del nudismo. Destacable es que también está habilitada para el acceso de minusválidos. Se trata de una playa pequeña, pues tan sólo tiene 500 metros de largo por 40 de ancho.

De nuevo en Andalucía nos encontramos con la Playa de Vera, a 92 kilómetros de Almería. No sólo la playa es nudista, sino las urbanizaciones naturistas que la rodean, por lo que quienes lleguen aquí no deberán sorprenderse si por las calles del municipio se encuentran con viajeros desnudos paseando o haciendo la compra, aquí es una estampa habitual.

Conoce Marruecos

Tan cerca y a la vez tan lejos. Es la mejor descripción que podemos hacer de Marruecos como destino turístico. Los prejuicios sobre su cultura impiden en muchos casos viajar a nuestro país vecino pero es, sin duda, esa propia cultura la que nos obliga visitarlo, ya que descubriremos numerosas costumbres que desconocemos y que nos harán enamorarnos de este país.

Entre estas cosas se encuentran su música y, sobre todo, su arquitecturason puntos principales de atención. Conservándose muy vivas, el folklore está presente en todo el país y no es extraño pasear por sus calles mientras de fondo se escucha una dulce melodía árabe procedente de un mercado, una casa, una mezquita.

En cuanto a las ciudades, hay algunas de visita obligatoria. La primera de todas, por supuesto, Casablanca. Con paisajes de película, no es extraño acordarnos de la que lleva su nombre y es protagonizada por Humphrey Bogart e Ingrid Bergman. Principal núcleo neurálgico del país, no es una ciudad que nos parezca hermosa a simple vista sea hermosa, sino que nos lo parecerá una vez hayamos investigado por todos sus rincones. Uno de los lugares a descubrir es el Parque de la Liga Árabe, una agradable zona verde ideal para descansar, o la Plaza de las Naciones Unidas, un conjunto de edificios de los años 20 muy bien conservado.

Otro de los lugares que debes visitar es su capital, Rabat. No es uno de los principales destinos turísticos, lo que la hace precisamente más atractivo. La que a lo largo de los años ha sido conocida como “ciudad de los jardines”, es ideal para conocer la cultura marroquí sin la presión de estar en un lugar masivamente turístico.

Marruecos

Fuente: Turismo Digital

La naturaleza también ocupa un lugar interesante e importante en Marruecos. Para los senderistas se convierte en el destino ideal en el que practicar sus ejercicios preferidos, todo ello bajo la maravillosa vista de hermosos paisajes a tus pies.

Uno de los platos típicos es el cuscús, tradicional de las casas árabes. Es el almuerzo de los domingos entre las familias marroquíes, aunque para los turistas se puede encontrar cualquier día de la semana. Podrás disfrutar, de igual forma del mechui (cordero asado muy lentamente) o el tajine (ragout de carne, pollo o pescado y legumbres estofadas).

Diversión y riesgo en una obra de arte natural

Cuando organizamos un viaje, lo primero que buscamos del lugar que visitaremos son sus monumentos arquitectónicos. Ciudades como Granada, París o Roma son de las más visitadas debido a lugares como La Alhambra, la Tour Eiffel o el Coliseo. Sin embargo, hay otro tipo de monumentos muchos más espectaculares en los que no hacemos tanto hincapié. Se trata de esas obras de arte naturales, esos lugares que llevan con nosotros millones de años y que pasen los años que pasen, siempre permanecen igual.

Entre estas maravillas naturales se encuentran las Cataratas Victoria. Situadas en Zambia y Zimbawe, se trata de un lugar mágico donde una caída vertical de entre 60 y 120 metros te conquistará desde el primer momento. Son conocidas como Mosi-oa-Tunya o “el humo que truena”. La caída de miles y miles de litros provoca un estruendo ensordecedor a quienes presencian esta maravilla natural.

cataratas victoria

Si tienes el placer de viajar hasta este lugar, muchos expertos recomiendan a los turistas que practiquen puenting sobre esta obra de arte natural. Una caída de 111 metros sobre el Río Zambezi te está esperando. No es el puente más alto del mundo, pero sin duda practicarlo con las cataratas de fondo no lo iguala ninguna otra caída del mundo. La empresa organizadora graba todos los saltos para que puedas tener un hermoso recuerdo de esta irrepetible caída.

Otra actividad, no apta para aquellos que sufren de mal de altura, es disfrutar de un hermoso baño al borde de las Cataratas Victoria. Podrán hacerlo en las Piscinas del Diablo entre los meses de septiembre y diciembre, cuando el caudal del río está en su estado perfecto para nadar en él. Eso sí, se recomienda a todos los bañistas mucho cuidado ya que cualquier despiste puede traer consigo fatales consecuencias.

Pero si lo que vienes buscando es más aventura, gracias a los rápidos de Batoka, habrás encontrado el lugar perfecto para practicar rafting. Desafíos y emoción te esperarán entre sus grandes pendientes y caídas. Podrás hacerlo en cualquier momento del año, aunque los expertos del lugar recomiendan viajar desde agosto a enero.

Un viaje perfecto para combinar belleza y acción y que, difícilmente, podrás olvidar nunca.